15-Oct-11 - Culls won't save Tasmanian devils (Sacrificar a los Demonios de Tasmania no los salvará)

Artículo en Español e Inglés
(Spanish & English article) 
English article
Killing off Tasmanian devils that are infected with a contagious and deadly facial cancer is unlikely to control the disease.

The cancer, which is thought to be spread through biting, is threatening the Tasmanian devil (Sarcophilus harrisii; pictured) with extinction. Wildlife managers have tried culling
infected animals in an isolated population, but to no avail.
 
Tasmanian devil affected with facial cancer
Nick Beeton at the University of Tasmania in Hobart and Hamish McCallum of Griffith University in Nathan, Australia, have modelled the disease's transmission and various culling strategies. They report that, in a typical population, as many as 96% would have to be removed on a continuous basis to save the population and wipe out the disease. Such a high removal rate isn't achievable because some animals — more than 20% at one trial site — avoid traps.

Other strategies include keeping a population of uninfected animals in zoos and reserves, and breeding naturally resistant animals.
Source: nature.com
----------------------------------------
Artículo en Español
Es poco probable que sacrificar a los demonios de Tasmania que tienen el contagioso y mortal cáncer facial controle dicha enfermedad.
 
El cáncer, el cual se piensa que se transmite a través de las mordidas, amenazada al Demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) con la extinción.

Los adminsitradores de fauna han intentado detenerlo sacrificando a los animales infectados de una población aislada, pero fue en vano.

Nick Beeton de la Universidad de Tasmania en Hobart y Hamish McCallum de la Universidad de Griffith en Nathan, Australia, han modelado la transmisión de la enfermedad y diversas estrategias de sacrificio. Informan que, en una población típica, hasta el 96% de los animales tendrían que ser retirado en forma continua para salvar a la población y erradicar la enfermedad. Sin embargo, tal alta tasa de eliminación no se puede conseguir debido a que algunos animales, más del 20% en el lugar de ensayo, evitaron las trampas.

Otras estrategias incluyen mantener a una población de animales infectados en los parques zoológicos y reservas, y la cría de animales con una resistencia natural a la enfermedad.
Fuente: nature.com

2 comentarios:

José Manuel Gavilán dijo...

Hola Javier. Magnífica recopilación de artículos. Nos tienes al corriente de todo lo que aparece en prensa cientifica. Muy ameno el Blog. Enhorabuena y un saludo desde Doña Mencía

Javier dijo...

Muchas gracias José Manuel y es un gusto tener seguidores como tu.
Un abrazo desde Barcelona y nos leemos.

Publicar un comentario